Saltar al contenido
Sandra Galvé

TABULÉ DE SEMILLAS DE CÁÑAMO

2 julio, 2019

Esta es una de esas recetas que apetecen en verano. Fresquita, saciante, sabrosa, ligera… Puedes prepararla para llevarla a la playa o a la montaña ya que se trata de un plato completo lleno de nutrientes y muy digestible.

Y vale, técnicamente no es un tabulé ya que el original se hace con bulgur (que es trigo), pero el resultado es igual o incluso te diría que mejor!

Como ingrediente principal tiene las semilla de cáñamo, que también son conocidas como «corazones de cáñamo», y son un producto con interesantísimas propiedades para la digestión y la salud.

1.- Son una muy buena fuente de proteína vegetal. Además tiene la peculiaridad de considerarse completas porque contiene todos los aminoácidos esenciales, lo que la hace destacar por encima de otras proteínas del mismo origen.

Alrededor del 25% de sus calorías provienen de la proteína. Para que puedas hacerte una idea de lo que esto representa tan sólo hace falta pensar que unos 30g (que son entre 2 o 3 cucharadas) de semillas de cáñamo aportan unos 11g de proteína y la misma cantidad de ternera tiene alrededor de 8g. Curioso ¿verdad?

Se da también la circunstancia de que se estima que el valor biológico de la proteína que contiene es de 87 sobre 100. Esto significa que la proporción aprovechable por el organismo es verdaderamente alta. Y comparando con otras fuentes de proteína tenemos que un huevo de gallina tiene un valor biológico de 100, la quinoa 83, la ternera 74 y la harina blanca 47.

2.- Contienen cantidades muy elevadas de ácidos grasos omega 3 y 6, son ricas en vitamina E y minerales como el fósforo, potasio, sodio, magnesio, azufre, calcio, hierro y el zinc.

3.- Se relacionan con la reducción del riesgo de problemas del corazón, con la mejora de ciertos trastornos de la piel, y con la mejora de los síntomas del síndrome premenstrual y la menopausia (debido a su contenido en ácido gamma-linoleico). Además ayudan a la salud digestiva por su contenido en fibra soluble e insoluble.

Lo que a mí me parece más raro es que no tengamos tradición de su consumo ya que hay documentación sobre su uso muchos años antes de Cristo, están descritas desde por lo menos 3.000 años atrás como medicamento y alimento por la cultura tradicional China aunque su explotación es mucho anterior y hace más de 10.000 años que se usan sus fibras para fabricación de multitud de materiales, incluso en España. En fin, que no conozcamos este producto es otro de esos misterios no misteriosos de la industria.

Pero hay que ser positivos! Y como hace unos años tenemos acceso a mucha más variedad de alimentos vale la pena saber que tienes un montón de opciones para transformar la calidad de tu comida. Ten en cuenta que en el caso de las semillas (en este caso de cáñamo) es importante no superar los 30g al día.

Las venden repeladas o con la cáscara, en cuyo caso se llama “cañamón”, aunque te recomiendo la pelada por comodidad ya que tiene una cáscara muy dura y la tarea de pelarla es muy tediosa. Puedes añadirlas como una semilla cualquiera a un batido, yogur, crema, ensalada,… o elaborar recetas más imaginativas y deliciosas.

TABULÉ DE SEMILLAS DE CÁÑAMO

Sandra Galvé
No ratings yet
Raciones 4

Ingredientes
  

  • 120 gr de semillas de cáñamo
  • 1 pepino
  • 10 tomates cherry
  • 3 cucharadas de aceitunas muertas
  • 1 puñado de menta fresca
  • 1 puñado de perejil fresco
  • 1 puñado de cilantro fresco (opcional)
  • el zumo de medio limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva de extracción en frío
  • 1 cucharadita de sal natural
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida

Para servir

  • 100 gr de mezcla de lechugas
  • 1 aguacate

Elaboración paso a paso
 

  • En primer lugar lava las verduras y las hierbas
  • Pica el pepino a cubitos pequeños y ponlos en un bol
  • Corta los tomates en 4 y añádelos al bol
  • Separa las hojas de la menta y pícalas chiquititas. Pica de la misma manera el perejil y el cilantro.
    También al bol.
  • Añade al bol las semillas de cáñamo y remueve.
  • Sazona con sal y pimienta y aliña con el zumo del limón y el aceite.
    Mézclalo todo muy bien.
  • Reserva en el frigorífico como mínimo unos 30 minutos para que esté fresquito.
  • Sirve cada plato con un puñado de mezcla de lechugas y un cuarto de aguacate pelado y laminado.

Video

Has probado esta receta?Dime qué te ha parecido !!
Sandra Galvé soclasandra

Instagram
YouTube
YouTube
Follow by Email
ebook sandra galve

    SUSCRÍBETE A MI WEB





    ESTE EBOOK ES PARA TI