Saltar al contenido
Sandra Galvé

PAN FERMENTADO DE TRIGO SARRACENO

5 diciembre, 2018

¿Quieres una receta totalmente revolucionaria? ¿Te apetece probar un pan que estoy segura no va a defraudarte? ¿Tienes problemas con el gluten o incluso eres intolerante? ¿Te gusta cocinar, probar, descubrir y sorprender? Pues lo tengo claro, sigue leyendo porque esta receta de pan fermentado de trigo sarraceno te interesa.


Sabías que tienes infinidad de posibilidades para elaborar pan?

Hace mucho tiempo que en los talleres que realizo enseño a elaborar panes de todo tipo, con ingredientes que quizás no se te ocurrirían que pueden dar como resultado un pan o algo que se le parece. Los hemos hecho con almendras molidas, harina de coco, de yuca, de garbanzo, de lentejas, con calabacines, calabazas, plátanos, frutos secos…

En fin, DIME UN INGREDIENTE Y TE HAGO UN PAN!!! Incluso hemos hecho versiones distintas del pan con harina de trigo sarraceno.

Pero me atrevo a decirte que quizás ésta sea la mejor, esta es la receta superlativa!

Proceso de preparación de las semillas de trigo sarraceno

Se trata de un pan hecho a partir de las semillas del trigo sarraceno, las cuales deben remojarse y dejarse fermentar tras ser parcialmente trituradas.

Al pasar por este proceso de fermentación el resultado es una miga húmeda, con aroma a pan de masa madre, con una textura esponjosa, súper agradable y con mucho carácter.

Propiedades del trigo sarraceno

El trigo sarraceno, llamado también alforfón, es una opción interesantísima en cualquier dieta debido a que por su perfil nutricional, por ejemplo en relación con su porcentaje de hidratos de carbono y almidón, ayuda a mantener los niveles de glucosa estable durante más tiempo. Por lo tanto te sentirás con mayor saciedad, sin picos de azúcar que despierten tu apetito constantemente. También aporta vitaminas y minerales y tiene ciertas sustancias que contribuyen al transporte del colesterol.

Mi consejo sobre el pan actual

Debo decirte que el pan no sería un alimento para consumir a diario y mucho menos el pan blanco o común o el que dice ser integral. Se trata de un producto con muchas calorías vacías, es muy pobre en nutrientes, no sacia y encima es más rico en almidón, que forzará la función en tu páncreas para producir más insulina. Se hace con un trigo muy modificado, que nada tiene que ver con el que se cultivaba en la antigüedad en cuanto a perfil genético. Con la única finalidad de obtener más toneladas de cereal al menor coste posible.


De momento puedes probar con esta delicia que además se conserva en perfecto estado 5-7 días envuelto en un trapo de cocina. Esto es debido a que lo hemos fermentado, proceso que además pre digiere nutrientes y facilita su metabolización.

A mi hijo le ha súper encantado. Tanto, que mientras masticaba cada trocito me hacía el gesto de aprobación con los pulgares arriba! Bueno… ¿ya te he convencido?

PAN FERMENTADO DE TRIGO SARRACENO

Sandra Galvé
No ratings yet
Raciones 10

Ingredientes
  

  • 300 gr de semillas de trigo sarraceno
  • 50 gr de semillas de girasol
  • 250 ml de agua
  • 1/2 cucharadita de sal natural

Elaboración paso a paso
 

  • Lava bien las semillas de trigo sarraceno bajo el grifo y deja en remojo durante unas 4-6 horas.
  • Escurre (sin enjuagarlas) y colócalas en la batidora con el resto de ingredientes. Tritura hasta tener una mezcla grumosa, que no llegue a convertirse en una crema.
  • Vierte la masa en un bol de vidrio o cerámica (NO DE METAL) y tapa con un paño de cocina. Deja fermentar en un lugar cálido unas 12-24 horas. Debe haber subido un poco, pero lo que en realidad debes ver es que se han hecho unas burbujitas en la superficie. Si esto no sucede espera un poco más.
  • Precalienta el horno a 220ºC, con calor arriba y abajo. Pon la masa en un molde tipo plumcake cubierto con papel vegetal y cuece durante 45-50 minutos o hasta que al pinchar con un palillo el centro del pan, éste sale limpio y está dorado por fuera.
  • Deja enfriar completamente sobre la rejilla antes de consumir.

Notas

Se conserva a temperatura ambiente y cubierto con un paño entre 5 y 7 días.
Se puede congelar.
Puedes sustituir las semillas de girasol por cualquier otra (calabaza, sésamo, cáñamo,…)
Has probado esta receta?Dime qué te ha parecido !!
Sandra Galvé soclasandra

Instagram
YouTube
YouTube
Follow by Email
ebook sandra galve

    SUSCRÍBETE A MI WEB





    ESTE EBOOK ES PARA TI