Saltar al contenido
Sandra Galvé

GALLETAS DE CAÑAMONES AL PUNTO DE SAL

26 julio, 2021
galletas de cañamones y sal

A estas alturas seguro que ya te has dado cuenta de la fascinación que siento por algunos alimentos por sus características nutricionales, por su aporte de valor y porque con poca cantidad de los mismos es posible transformar cualitativamente un plato.

Sin lugar a dudas las semillas de cáñamo son uno de los pilares de mi alimentación y de la de mi hijo, ya que son una fuente de proteína vegetal y ácidos grasos muy importantes para nuestra dieta tal y como te explico en este artículo. Lo bueno es que cuantas más recetas pruebo con ellas más usos les encuentro y más posibilidades le veo.

Las consumo hace años y recuerdo cuando en alguna ocasión las había comprado en tiendas de animales porque era un producto raro de encontrar en el mercado, cosa que siempre me ha parecido curiosa ya que se ha cultivado en España y tradicionalmente para extraer fibras textiles, fabricación de papel, para alimentación y usos medicinales.

O sea, que no es ningún exótico pero por alguna razón a la industria no le interesaría un producto de tanta calidad a un coste tan bajo. En fin, que tan tradicional es en este país que incluso alguien me hablo de unas galletas saladas típicas de Valencia llamadas “galletas de cañamones”. Bueno, no tardé ni diez segundos en empezar a buscar de qué receta se trataba y rápidamente la encontré.

Resulta que son un tipo de cracker hecho a base de harina y agua y con semillas enteras (con cáscara) de cáñamo que se usan como base de canapés, como snack o para amenizar un aperitivo.

En esta ocasión he optado por untarles un poco de mi mantequilla vegetal y han resultado ser una delicia, así que no puedo esperar a mojarlas en hummus o algún otro dip porque estoy segura que quedarán perfectas.

Mi particular versión de estas galletas es sin harina ya que las he hecho a base de almendras molidas. Por tanto no contienen gluten, son 100% vegetales y con ingredientes de alto valor nutricional.

Aunque suelo usar las semillas de cáñamo peladas, en esta ocasión (y siguiendo la receta original) se trata de lo que se conoce como cañamones, que son las semillas con la cáscara y todo. Y esa cáscara en el resultado final no molesta nada, al contrario, da una chispa especial a la galleta la mar de agradable, que ya de por sí queda sabrosa y crujiente. Otro ingrediente de mi cosecha es la flor de sal que he puesto sobre la superficie de la masa antes de cocinarla que la hace aún más deliciosa si cabe. Si no tienes flor de sal puedes usar sal gruesa del Himalaya u otra sal natural sin moler.

Les he dado forma de galleta redonda (como las valencianas), pero podrías cortar la masa extendida haciendo marcas verticales y horizontales con un cuchillo afilado antes de hornear para que te queden unos crackers igualmente deliciosos.

Ah! Y lo mejor de lo mejor es que son súper sencillas de hacer y se cocinan en un momento. Además puedes conservarlas varias semanas en un recipiente hermético que se aguantarán de maravilla para comerlas cuando te apetezca.

Fíjate que sencillo es tener alimentos súper nutritivos, a base de ingredientes de calidad y respetuosos con el planeta siempre a mano! Y poco a poco vamos revolucionando nuestra cocina.

Espero de corazón que te gusten.

galletas de cañamones y sal

GALLETAS DE CAÑAMONES AL PUNTO DE SAL

Sandra Galvé
5 de 1 voto
Tiempo de preparación 40 min
Tiempo de cocción 15 min
Plato Desayuno, Snack
Raciones 4

Equipment

  • Sartén de hierro fundido Lodge 26 cms

Ingredientes
  

  • 125 g de almendras molidas
  • 30 g de cañamones (semillas de cáñamo con cáscara)
  • 1 cucharada de semillas de lino molidas
  • 75 ml + 3 cucharadas de agua filtrada
  • 1 cucharada de AOVE
  • cucharadita de sal
  • 1 cucharada de flor de sal

Elaboración paso a paso
 

  • Mezcla en un bol pequeño las semillas de lino molidas y las 3 cucharadas de agua. Remueve y deja que se hidrate un par de minutos hasta que tenga una textura gelatinosa.
  • Tuesta en una sartén sin grasa los cañamones uno 5-7 minutos, vigilando que no se quemen.
  • En un bol amplio pon la almendra molida, la ½ cucharadita de sal y casi todos los cañamones (reserva un puñadito) y mezcla.
  • Añade el AOVE y el agua a chorritos y remueve con la mano hasta tener una masa que no se pega a los dedos.
  • Extiende la masa entre dos láminas de papel vegetal dejándola con un grosor aproximado de 3-4 mm.
  • Esparce las semillas que habías reservado por encima y la flor de sal y presiona con la palma de la mano para asegurarte de que se pegan bien a la masa.
  • Corta galletas redondas de la masa (si no tienes cortapastas no importa, yo he usado una tacita para hacerlo) y ves poniéndolas sobre papel vegetal en una bandeja.
  • Cocina a media altura en el horno precalentado arriba y abajo a 180ºC durante unos 15-17 minutos o hasta que veas que empiezan a dorarse por los bordes y están crujientes.
  • Retira del horno y deja enfriar completamente sobre la rejilla antes de consumir o guardar.
Has probado esta receta?Dime qué te ha parecido !!

Descubre más sobre las semillas de cáñamo en este articulo.

Sandra Galvé soclasandra

Instagram
YouTube
YouTube
Follow by Email
ebook sandra galve

    SUSCRÍBETE A MI WEB





    ESTE EBOOK ES PARA TI