Saltar al contenido
Sandra Galvé

ENSALADA DE SANDÍA BRASEADA CON QUESO FRESCO Y ALBAHACA

16 julio, 2021

¿Alguna vez has probado la sandía a la plancha? Pues si no es así te aseguro que vas a empezar a hacerlo más a menudo una vez pruebes esta receta.

Aunque usar la sandía cocinada no es lo más habitual, lo cierto es que al pasarla por la sartén se vuelve más dulce y con contrastes muy interesantes en la textura. Además combina perfectamente con los ingredientes de cualquier ensalada. En este caso he usado pepino, aguacate, tomate cherry, unas nueces, queso fresco vegetal y albahaca y he aliñado con una vinagreta dulzona hecha con vinagre de Módena, sirope de coco y lima.

Un consejo que te doy es que cortes rodajas gruesas de sandía antes de cocinarla porque si la cortas muy fina podría romperse. Estará buena igual, pero no tendrá el mismo efecto estético.

Una ensalada con ingredientes que suman:

– Sandía: tiene un alto poder hidratante al estar compuesta de alrededor del 80% de su peso de agua, así que es excelente para combatir la sed y para bajar la tensión arterial, ya que tiene un gran efecto diurético.. Su contenido en vitamina C, betacarotenos, licopeno y cucurbitacina E le otorga propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y protectoras de la salud cardiovascular. Al ser muy baja en calorías y saciante es una buena aliada para las dietas de reducción de peso.

– Aguacate: básicamente compuesto por grasa saludable y fibra, con lo que tiene mucho poder saciante, es bueno para evitar el estreñimiento y regula los niveles de glucosa en sangre. Contiene minerales como el magnesio y el potasio y vitaminas A, C, B y K,  pero cabe destacar su aporte de vitamina D, buena para la salud de los huesos. También es interesante para reducir los niveles de colesterol.

– Pepino: es rico en agua y muy bajo en calorías. Tiene efecto diurético y como aporta una cantidad importante de potasio ayuda a combatir la hipertensión. El contenido en ácido fólico del pepino lo convierte en una buena elección en la alimentación durante el embarazo. Si lo consumes con la cáscara te beneficiarás de su fibra insoluble, que actúa a modo de escoba en los intestinos arrastrando los deshechos y apoyando al tránsito intestinal.

– Tomate cherry: es una fruta rica en vitaminas A, C, K y B6 y minerales como potasio, calcio, hierro y zinc. También es rico en betacarotenos y licopeno de los que te he hablado en la sandía, pero añado que estos principios hacen que sea un gran antioxidante, con la capacidad de atrapar radicales libres y retrasar el envejecimiento celular. La variedades de tomate cherry además tienen la particularidad de ser muy dulces y versátiles, así que es fácil añadirlos en infinidad de recetas.

– Nueces: consideradas el fruto seco más saludable por su equilibrada proporción de ácidos grasos omega 3, 6 y 9. Además de su aporte en vitaminas del grupo B y E y de minerales y oligoelementos como magnesio, manganeso, fósforo, cobre, cinc y hierro, las nueces aportan proteína vegetal, muy interesante en cualquier tipo de dietas. Poco más te diré sobre esta receta, tan solo que es deliciosa,

Además de los elementos básicos también he echado mano de un queso fresco fermentado de anacardos, que en esta ocasión no he elaborado yo, sino que es de mis amigos de TheLivingFood y que al ser cremoso me va estupendamente como un básico para muchas otras preparaciones.

Para hacer el aliño he escogido un vinagre de Módena que me parece buenísimo y tan solo está hecho de mosto de uva y vinagre de vino ecológicos, sin aditivo alguno y que puedes encontrar aquí, aunque te funcionará perfectamente el que tengas. Solo he mezclado AOVE, vinagre, sirope de coco y unas gotas de jugo de lima. No he añadido sal u otra especia porque creo que los sabores ya son suficientemente intensos, pero esto ya lo dejo a tu gusto.

Por cierto, la albahaca ya es la guinda del pastel! En fin, ya sabes que para mí es muy importante que todo lo que cocino y como tenga un sentido, sea de calidad, aporte valor al conjunto de la dieta y, además de nutrir mi cuerpo,  alimente mi espíritu. Y no cabe duda que esta ensalada cubre sobradamente todas estas necesidades. Así que espero que te animes a probarla y me lo cuentes.

ENSALADA DE SANDÍA BRASEADA CON QUESO FRESCO Y ALBAHACA

Sandra Galvé
Ensalada de sandía.
5 de 1 voto
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 10 min
Plato Ensalada
Cocina Mundial, europea, americana
Raciones 2
Calorías 587 kcal

Ingredientes
  

Para la vinagreta

Elaboración paso a paso
 

  • Corta la rodaja de sandía en 2 y haz tres cortes de cada mitad. Retira todas las semillas que puedas y pinta con una mezcla a partes iguales de AOVE y sirope de coco.
  • Pon una plancha o sartén al fuego y cuando esté muy caliente añade los trozos de sandía. Dependerá de lo gruesa que hayas hecho la rodaja, pero más o menos en 5 minutos por lado debería de haberse dorado y “reblandecido”.
  • Pon la sandía en el plato junto con los tomates cherry cortados por la mitad, el pepino lavado sin pelar y a rodajas finas, las nueces escurridas, el aguacate a gajos y unos trozos de queso fresco.
  • Prepara la vinagreta mezclando en un bol pequeño todos los ingredientes para hacerla y aliña la ensalada.
  • Decora con unas hojas de albahaca y lista!

Etiqueta nutricional

Valores nutricionales
ENSALADA DE SANDÍA BRASEADA CON QUESO FRESCO Y ALBAHACA
Cantidad de la ración
Calorías 587 Calorías provenientes de grasas 450
% Diario recomendado*
Grasa 50g77%
Grasa saturada 7g44%
Grasa polinsaturada 12g
Grasa monosaturada 29g
Sodio 13mg1%
Potasio 676mg19%
Carbohidratos 33g11%
Fibra 6g25%
Azúcar 21g23%
Proteina 7g14%
Vitamina A 972IU19%
Vitamina C 23mg28%
Calcio 51mg5%
Hierro 2mg11%
* Percent Daily Values are based on a 2000 calorie diet.
Keyword cocina vegana, cocinar sandia, ensalada de sandía, sin gluten
Has probado esta receta?Dime qué te ha parecido !!
Sandra Galvé soclasandra

Instagram
YouTube
YouTube
Follow by Email
ebook sandra galve

    SUSCRÍBETE A MI WEB





    ESTE EBOOK ES PARA TI