Saltar al contenido
Sandra Galvé

CHUCRUT

25 noviembre, 2018

Pues hoy es el día en el que hablo de uno de mis alimentos preferidos con diferencia y la estrella de mi despensa. Hoy te explico cómo preparar tu propia chucrut.

Para ponerte un poco en precedente te diré que la chucrut es un alimento de tradición centroeuropea pero con una larga historia que se remonta a tiempos de los romanos. Se trata de una conserva fermentada a base de col y sal, a la que originalmente se añaden especies como el enebro y que muy a menudo se prepara con otras verduras como la zanahoria. Tiene un sabor intenso, como avinagrado y un aroma muy característico.

Como resultado de la fermentación láctica se obtiene este producto de gran valor nutricional y con unas propiedades excepcionales. Contiene una gran variedad de probióticos, que son microorganismos vivos, bacterias como Lactobacillus plantarum que es la que predomina, Lb acidophilus, Lb fermentum o Leuconostoc entre otras, que promueven la salud general apoyando las bacterias beneficiosas de sistema digestivo y evitando que crezcan las perjudiciales.

¿Y qué beneficios tiene para mi salud? Pues mira, la verdad es que ésta es una de las mejores partes ya que se trata de un súper alimento cargado de maravillas. Algunos de los principales beneficios son:

– Mejora del sistema inmunológico y una mayor resistencia a las infecciones debido a la cantidad de bacterias vivas que mejoran la población de flora bacteriana en el sistema digestivo, que es donde se encuentran la mayor parte de nuestras defensas. También mejora los síntomas de reacción alérgica.

– Prevención del cáncer sobre todo de cáncer de colon, hígado, páncreas y vesícula por su alto contenido en enzimas, que son precursores de las reacciones químicas que descomponen los alimentos para ser posteriormente absorbidos. El consumo habitual de chucrut garantizará una mayor efectividad del proceso y por tanto, la generación de menos residuos susceptibles de convertirse en cancerígenos. Por esta misma razón mejora la asimilación de nutrientes y su óptimo aprovechamiento.

– Es altamente rico en vitamina C y A, así como algunas del grupo B y con un contenido muy elevado de minerales como el magnesio, hierro, fósforo y calcio. Es un gran remineralizante bueno para personas con problemas musculares y de huesos así como para quienes padecen anemia u otras carencias nutricionales.

– Además, reduce o elimina la aparición de gases y favorece la digestión, combate la retención de líquidos, normaliza los niveles de ácido úrico y tiene un efecto depurativo.

Aunque es habitual encontrarla en algunos comercios, lo más adecuado es que la prepares en casa. De esta manera te aprovechas de sus virtudes al máximo. De todas formas si optas por comprarla asegúrate de que no esté pasteurizada, porque si lo está, olvídate de las bacterias vivas.

Y ahora lo importante… ¿Y como se come? ¿En qué receta la uso? Pues bueno, puedes incluirla en una ensalada, como acompañamiento, en una crema de verduras o un estofado. Te aseguro que yo le encuentro el lugar rápido. Pero vayamos por partes, primero hagamos chucrut.

Chucrut o Sauerkraut

Sandra Galvé
No ratings yet
Tiempo de preparación 30 min
Plato chucrut, sauerkraut
Raciones 4 personas

Ingredientes
  

  • 1 kg col blanca *
  • 15 grs sal gris de Gerande **
  • unas cuantas bayas de enebro ***

Elaboración paso a paso
 

  • Corta la col en cuartos y retira el tronco central. Pícala en juliana lo más fina posible, reservando 1 o 2 hojas enteras. Pon la col picada en un bol amplio.
  • Añade la sal y empieza a apretar ligeramente la col con las manos, como haciéndole un masaje. Verás como empieza a soltar agua. Este pasote llevará unos 5 minutos. En este momento puedes dejar que repose durante unos 30 minutos, para que vaya soltando más agua.
  • Toma un bote de cierre hermético y ves introduciendo la col mientras haces presión para que salgan las burbujas de aire y vaya quedando sumergida en su propia agua. Para hacer esto puedes usar un mazo de mortero o algo similar. Cada dos dedos de col que hayas llenado el bote, añade 3 bayas de enebro y sigue llenando y presionando, hasta quedar 1 dedo por debajo de la capacidad total del bote. Si no hubiera suficiente agua puedes hacer una salmuera con una mezcla de 3 cucharadas de sal por litro de agua, aunque no debería de ser necesario.
  • Con la hoja de col que has reservado tapa el contenido del bote, introduciendo los bordes hacia dentro, intentando hacer una tapa hermética.
  • Coloca un plato o una tapa que pase por la boca del bote, para asegurar que queda completamente tapado y pon un peso encima.
  • Deja el bote de en un lugar fresco y seco durante un mínimo de 4 semanas. Al principio saldrán burbujas, y eso es normal ya que es la señal que se está produciendo la fermentación. Retíralas con una cuchara y ya está.
  • Pasadas las 4 semanas y cuando dejen de salir burbujas, ya se puede probar. Es posible que le encuentres un cierto sabor salado. En este momento ya puedes retirar el peso y el plato y tapar el frasco de manera hermética, con su propia tapa.
  • Puedes guardarla fuera de la nevera. Con el tiempo irá mejorando el sabor, así que es mejor dejar pasar alguna otra semana y hasta 4 más, e ir probando.

Notas

* Se puede preparar también con col lombarda, siguiendo exactamente la misma receta.
** Si no encuentras esta sal sustitúyela por cualquier otra. Eso sí, asegúrate de que sea natural tipo sal marina atlántica, sal rosa del Himalaya,…
***También se pueden utilizar otras especies como granos de pimienta, clavo, cardamomo. Una que me parece que le da un sabor súper interesante es el comino.

www.sandragalve.com/recetas-confinamiento
Has probado esta receta?Dime qué te ha parecido !!
Sandra Galvé soclasandra

Instagram
YouTube
YouTube
Follow by Email
ebook sandra galve

    SUSCRÍBETE A MI WEB





    ESTE EBOOK ES PARA TI