Saltar al contenido

CASI ROMESCO

8 diciembre, 2018

Aquí viene una de esas recetas de fondo de nevera. La que va bien con todo, la que mejora cualquier plato. Ésta es una de esas recetas que vas a adoptar seguro.


Como siempre, muy sencilla. De hecho es una versión de la salsa clásica romesco pero mucho más rápida de hacer y la mar de resultona. La llamo Casi Romesco porque no me atrevería nunca a ofender a nadie suplantando la auténtica y tradicional. En primer lugar ésta no lleva avellanas, ni pan, ni ñora. Tampoco se asan al horno los tomates y los ajos. Así que no sé si debería cambiarle el nombre por ¿Esto tiene algo que ver con Romesco? Aunque afortunadamente el primer ingrediente sería un sí!

Tanto la he simplificado que utilizo las almendras ya tostadas y peladas que consigo en una tienda de mi zona, donde tienen una tostadora de frutos secos y las elaboran ellos mismos; cuando lo hacen toda la calle se impregna de un aroma que te lleva hacia la tienda sin que puedas remediarlo. También puedes usar almendras crudas y tostarlas en casa, al horno o en sartén, porque el resultado es igualmente delicioso..

Como te digo puedes añadir esta salsa a infinidad de platos muy sencillos convirtiéndolod en manjares. Imagínatela en una ensalada con canónigos y chucrut, en un humilde brócoli al vapor o como un dip para mojar verduras o chips. Mira como te la presento… lo de la foto no son patatas fritas eh! Son unas deliciosas French Fries de nabo y te puedo garantizar el éxito rotundo de la receta.

Ya ves que en esta receta nada es lo que parece, pero seguro que lo que es te va a encantar.

CASI ROMESCO

Sandra Galvé
Raciones 10
Calorías

Ingredientes
  

  • 100 gr de tomate maduro (o uno mediano)
  • 100 gr de almendra tostada y sin piel
  • 1 diente de ajo
  • 200 ml de aceite de oliva de extracción en frío (aprox.)
  • 1 cucharadita de pimentón ahumado
  • 1 pizca de sal natural

Elaboración paso a paso
 

  • Pon en el vaso de la batidora el diente de ajo pelado, las almendras y el tomate, en este orden.
  • Añade el pimentón y la sal. 
  • Añade el aceite despacio de manera que cubra la mitad del tomate. Puede que no necesites los 200 ml que te propongo.
  • Introduce el brazo batidor y tritura hasta obtener una crema espesa. Que sea más o menos fina dependerá de cómo te guste a ti.
  • Lista!

Notas

– Se conserva en perfecto estado hasta una semana en un contenedor hermético en la nevera.
– Acuérdate de ella en tu Batch Cooking!
– Prueba con la mitad de almendras y la mitad de avellanas.
Instagram
YouTube
YouTube
Follow by Email
ebook sandra galve

    SUSCRÍBETE A MI WEB





    ESTE EBOOK ES PARA TI