Saltar al contenido

BONIATOS RELLENOS CON TEMPEH Y SALSA DE ALMENDRAS

6 marzo, 2019

Es bien cierto que quien me conoce sabe que soy la niña del tempeh. Me parece un alimento ideal y súper versátil.

Por si no lo conoces se trata de una proteína vegetal que se elabora a partir de granos y/o semillas. Proviene de Indonesia y originalmente se comercializaba de soja, pero hace unos años que también se vende de garbanzo y éste es el que yo uso. Para hacerlo primero se remojan y cuecen las los granos hasta que están tiernos, luego se escurren bien y se les añade unas esporas del hongo Rhizopus Oligosporus, se prensan y se ponen a fermentar. Al cabo de un par de días se obtiene un “pan” de granos fermentados, o sea el tempeh.

La principal propiedad del tempeh es su contenido en aminoácidos esenciales, lo que lo convierte en una excelente fuente de proteína vegetal que además, es altamente aprovechable por nuestro organismo debido al doble proceso de predigestión al que se somete el grano (cocción y fermentación). Y lo más interesante es que consigues tu ración de proteína con tan sólo unos 50-60g de tempeh!

Además es un alimento rico en ácidos grasos cardiosaludables y, al ser de origen 100% vegetal, no tiene colesterol. Aporta hierro y calcio además de magnesio, fósforo y otros minerales y vitaminas sobretodo del grupo B.

Puede que si no lo has probado nunca su sabor te sorprenda pero créeme, le coges el punto rápido. Aunque podrías comerlo tal cual lo venden y así aprovechar sus cualidades probióticas. Pero también puedes cocinarlo de muchas maneras e incluirlo en infinidad de recetas, usándolo como relleno de algún vegetal, picándolo para hacer una boloñesa, en forma de brocheta, salteado, como base de una hamburguesa vegetal o unas croquetas,… En fin, imaginación al poder.

Si te animas a probarlo puedes comprarlo en cualquier tienda de dietética o de alimentación ecológica pero tengo que decirte que lo he visto en algún supermercado; lo tienes al natural o macerado en salsa de soja.

Bueno, pues a ver si te animas a probarlo y me cuentas que te parece. Puedes probar con esta receta que te aseguro que está para chuparse los dedos. La combinación con el boniato y la salsa de almendras es genial. Además es un plato que podrías tomar como desayuno, comida o cena. Y por supuesto, puedes sustituir algunos ingredientes y atreverte a innovar. Se me ocurre mezclar la pulpa con espinacas rehogadas o cambiar la salsa de almendras por una de aguacate… Ay, es que está tan bueno!

BONIATOS RELLENOS CON TEMPEH Y SALSA DE ALMENDRAS

Sandra Galvé
Raciones 4 personas
Calorías

Ingredientes
  

  • 2 boniatos
  • 1/2 cebolla morada
  • 200 g de tempeh de garbanzo
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • 1 pellizco de sal natural
  • 1 pellizco de pimienta negra recién molida
  • 1 cucharada de aceite de oliva de extracción en frío

SALSA DE ALMENDRAS

  • 100 g de almendras crudas (sin piel)
  • 1 diente de ajo
  • 200 ml de agua filtrada
  • 1 cucharada de levadura nutricional
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 1 cucharaditra de cúrcuma en polvo
  • 1 pellizco de sal natural
  • 1 cucharada de aceite de oliva de extracción en frío

Elaboración paso a paso
 

  • ** La noche anterior pon en un bol las almendras y cúbrelas con agua para que se reblandezcan bien. **
  • Prepara la salsa escurriendo las almendras y poniéndolas en el vaso de la batidora junto el diente de ajo pelado, la cúrcuma, el zumo de limón, la levadura nutricional, la sal y el agua filtrada. Bate muy bien hasta tener una salsa cremosa y homogénea. 
  • Precalienta el horno a 200ºC.
  • Lava bien los boniatos enteros, pínchalos con un tenedor por varias partes y colócalos sobre la bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Hornea unos 40 minutos o hasta que estén tiernos.
  • Mientras tanto desmenuza el tempeh con las manos hasta tener una especie de picadillo. Pon una sartén al fuego con 1 cucharada de aceite de oliva y cuando esté caliente añade un diente de ajo pelado y picado pequeño y el tempeh. Saltea a fuego medio-alto durante 3-5 minutos, hasta que el tempeh tome algo de color y desprenda aroma el ajo. Aparta del fuego y reserva.
  • Pela y pica en pequeña la cebolla morada y rehógala durante 7-9 minutos a fuego medio-bajo en una sartén con una cucharada de aceite, un pellizco de sal y un toque de pimienta negra. Una vez tierna apártala del fuego y reserva.
  • Cuando los boniatos estén cocidos, retíralos del horno y córtelos a lo largo por la mitad. Con mucho cuidado, retira la pulpa con una cuchara y ves poniéndola en un bol. 
  • Añade al bol la cebolla, la mitad del tempeh, rectifica de sal y pimienta y mezcla bien.
  • Rellena las 4 mitades de boniato con la mezcla del bol. Cubre cada mitad con el resto del tempeh y hornea otros 10 minutos.
  • Retira del horno, rocía con la salsa de almendras y espolvorea con el cilantro picado.

Notas

– Sirve bien caliente con una ensalada de canónigos y naranja para una experiencia total …
– Si no los consumes todos puedes conservarlos (sin la salsa de almendras) hasta una semana en un recipiente hermético en el frigorífico …
Instagram
YouTube
YouTube
Follow by Email
ebook sandra galve

    SUSCRÍBETE A MI WEB





    ESTE EBOOK ES PARA TI